Inktober 2016

Este mes pasado fue Inktober y participé con cuestionable éxito. Mi objetivo era hacer cuatro dibujos y al final me quedé en dos, pero menos da una piedra. Seguí la temática de videojuegos que propusieron en twitter Álvaro y Sandra.

Samus Aran, de la saga Metroid

Chun-Li, de la saga Street Fighter
En el dibu de Samus hice una mezcla de pinceladas de efecto gochas y líneas limpias en la armadura que no me convence, pero aceptamos pulpo. Contra todo pronóstico el de Chun-Li me gusta mucho y no sabía que algo así podía ocurrir, todavía lo estoy asimilando.

Y ahora los bocetos inéditos de la edición coleccionista:


Una de las primeras ideas que tuve para Samus fue dibujarla como en La Libertad guiando al pueblo y con un rayo de fondo, pero no acababa de verlo sobre el papel y opté por algo más fácil. Chun-Li también cambió de pose porque calculé mal el espacio y tuve que hacer un apaño. Ibuki y Blanka fueron opciones que descarté porque no era capaz de hacerle justicia a mi musculoso y verde husbando, y me frustré tanto intentando hacer un dibujo del Soul Calibur III que me atasqué y dejé ahí Inktober.

Es un rollo esto de dibujar con menos frecuencia que antes, porque cada vez que cojo el lápiz quiero que salga algo de lo que pueda estar orgullosa... y no solo no funciona así, sino que al dibujar menos aumenta la probabilidad de que los dibujos sean un churro. Inaceptable.

Si todo va bien mañana subiré la entrada de La hora del cómic y dejaré el blog al día.

Comentarios

  1. ¡Bien chulos están!

    Te curras mucho cada ilustración, y lo veo más claramente al contemplar los bocetos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, majo ^^ Trabajo mucho los bocetos porque me da miedo entintar, me gustaría ganar algo de confianza en ese sentido.

      Eliminar

Publicar un comentario