11 de octubre de 2017

Bocetos incómodos

Cuando dibujé esto me sentí como si estuviera inventando el porno y ahora que lo veo me parece muy poquita cosa. Tampoco es que tenga especial interés en dibujar con soltura escenas de sexo, pero no me molestaría sentirme un poco menos incómoda cuando lo hago.


























15 de septiembre de 2017

Beth y Sofía

Estos días me estoy ensañando con el dibujo y creo que mi estilo está cambiando sin ser yo muy consciente de cómo o hacia dónde. No sé si me gusta la idea, pero tampoco soy capaz de controlarlo, así que qué más dará.

He estado haciendo un horario de estudio para la oposición y parece que podré sacar alguna hora para dibujar cada semana, pero claro, ahora mismo también me parece "fácil" estudiar ocho horas al día. Me da que tengo la vara de medir mal calibrada. A ver qué tal se me da.

29 de agosto de 2017

Arcoíris

De niña siempre dibujaba el arcoíris con sus siete franjas, pero con los colores naranja y amarillo cambiados de orden. Hasta que llegué a segundo de Bachillerato no me di cuenta de que lo había pintado mal toda la vida y no tenía sentido físico, pero mis profesores nunca corrigieron mis dibujos.

También de pequeña, a menudo me preguntaba en qué extremo del arco debía colocar el color rojo: ¿empieza por arriba o por abajo?, me decía. Al final lo dibujaba sin tenerlo muy claro, pero nunca importó. Con el tiempo me di cuenta de que sí había un orden, que la luz blanca se refracta y descompone en infinitos haces de frecuencias de acuerdo a un comportamiento físico conocido, y así se forma el gradiente que llamamos cariñosamente arcoíris.

Ahora sé que no hay siete colores, sino un continuo de matices que simplificamos en franjas, pero siendo realistas, ni siquiera todas las bandas tendrían el mismo ancho. Ahora sé que, al final, todo era una representación simbólica y un tanto subjetiva de un fenómeno óptico. Que si me hubiera dado la gana podría haber pintado mi arcoíris de forma arbitraria, sin finjir una correspondencia con la realidad que sólo conocemos a medias... Pero eso sí que lo habrían corregido mis profesores, a pesar de que nadie dibujó nunca un arcoíris, sino una norma, un convenio.

25 de julio de 2017

Portadas

Buscando en el baúl de los recuerdos (u-uuh) aparecieron unas cuantas portadas de cosas que nunca llegaron a pasar.

Tontería supina (¿2016?). Quería hacer una portada que se pudiera linograbar, pero no me acerqué mucho.


Portada de mentirijilla para libro de ilustraciones (izda, 2013) y versión mal remozada (dcha, 2017), falsa también.


Portadas a sucio (izda.) y a menos sucio (dcha.) para La cocina de las delicias, tebeo que de momento no ha ocurrido. 

24 de junio de 2017

Re-rebobinando

En diciembre de 2014 pinté un retrato de una chica pelirroja y lo subí a este mismo blog. No quedé muy conforme con el resultado, pero por ese mismo motivo me intrigaba saber cómo lo abordaría años después y cuánto habría aprendido. Aquí está mi nueva tentativa, creo que el paso del tiempo ha dado sus frutos.



12 de mayo de 2017

Mermay

Me ha venido bien alejarme estos meses, ahora veo mi situación con un poco más de claridad. Sigo teniendo una relación tensa con el dibujo, pero creo que el problema no es el dibujo en sí, sino todo el compango.

Seguro que la mayoría de la gente integra con naturalidad el dibujo en su vida, o compagina la vida online con la vida offline. Yo siempre las he mantenido bastante apartadas y no me funciona bien.


Como Xana intento ser una profesional de la docencia, como Utkka intento ser profesional del dibujo (a mi penosa manera), y me parece que nunca voy a ser capaz de conciliar estas dos facetas. No soy capaz de asumir el mismo nivel de compromiso con ambas a la vez, lo paso mal, me superan la responsabilidad y el estrés, acabo escacharrándome y desaparezco.

Aunque he sido muy feliz centrándome sólo en los estudios por un tiempo, si me acerco al dibujo sabiendo lo poco que abarco igual puedo quedarme, y me gustaría. Creo que esto significa que vuelvo a estar por aquí, aunque no tenga mucho que decir.

Me ha costado aceptar todo esto.